Comunicación no violenta

Actualizado: jul 29

Cuántas veces nos ha pasado que no sabemos cómo expresar lo que sentimos, en una plática o en una discusión, decimos cosas que no queremos decir, lastimamos a los demás con nuestras palabras porque no sabemos utilizar las palabras adecuadas y, sobre todo, porque muchas veces ni siquiera sabemos bien qué es lo que necesitamos; por ende, no logramos que el otro sea empático con nosotros y nos entienda. Por esta razón, quiero platicarles un poco del tema de la Comunicación No Violenta (CNV), la cual es un modelo que consiste de una serie de pasos para aprender a comunicarnos de manera sincera, clara y cuidadosa, expresando tus necesidades y escuchando las necesidades del otro. Es una manera de comunicarnos que nos lleva a dar desde el corazón.

Este modelo del que les voy a platicar, lo creó el Dr. Marshall B. Rosenberg y se basa en las habilidades relativas al lenguaje y la comunicación que refuerzan nuestra capacidad de seguir siendo humanos incluso en las condiciones más extremas. La CNV nos orienta para reestructurar nuestra forma de expresarnos y de escuchar a los demás. Cuando usamos la CNV para escuchar nuestras necesidades más profundas y las de otros, percibimos las relaciones bajo una nueva luz.

El proceso de la comunicación no violenta consiste en:

¨ Actos concretos que observamos que están afectando nuestro bienestar.

¨ Cómo nos sentimos en relación con lo que observamos.

¨ Las necesidades, valores, deseos, etc. que dan origen a nuestros sentimientos.

¨ Las acciones concretas que pedimos para enriquecer nuestra vida.


Buscando siempre expresarnos de manera honesta utilizando los cuatro componentes y teniendo una recepción empática mediante estos mismos cuatro elementos .


Cuando nos dejamos llevar por los juicios, el ego, la negación, el enojo o el dolor, es muy difícil lograr una comunicación asertiva, por lo que es importante hacerlos a un lado y ponernos en contacto con nuestros sentimientos y necesidades, reemplazando el lenguaje que implica una falta de opción por el que reconoce una posibilidad de elección.


Antes de empezar a hablar con una persona, te invito a que respires profundamente y repitas estas palabras: “me hago responsable de lo que siento, de lo que pido y de lo que hago”.


Para poder llevar a la práctica el modelo de la comunicación no violenta, debemos escuchar con atención lo que nos está diciendo la otra persona y conectarnos con nuestro interior:


Mis observaciones …….. qué veo

Mis sentimientos ………. qué siento

Mis necesidades ……….. qué necesito

Mi petición ………. qué pido


Tratar de conectar desde el corazón, buscar el momento adecuado y la manera adecuada de expresarnos; buscar la empatía observando qué necesita el otro para llegar a un acuerdo.


Todos tenemos pensamientos positivos (jirafa) y negativos (chacal). Depende de nosotros si nos dejamos dominar por la jirafa o el chacal.


Muchas veces, cuando nos comunicamos hay obstáculos que no nos permite conectarnos con la otra persona, como son: hacer juicios, sermonear, amenazar, querer tener la razón, la ironía, tratar de convencer al otro por la lógica, pero no conectando a nivel emocional.


Les comparto algunas recomendaciones para lograr una comunicación asertiva:


¨ Eliminar el “pero” por “al mismo tiempo”.

¨ Buscar hacer una conexión: qué necesito yo, qué necesitas tú y qué podemos hacer juntos para cuidar de ambas necesidades.

¨ La exigencia puede tener consecuencias negativas como hacer sentir al otro que no es suficiente. En lugar de exigir, podemos recurrir al diálogo y poner límites claros, estructurados y amorosos.

¨ Para poder aprender a comunicarnos mejor, tenemos que empezar por nosotros mismos, cubrir nuestras necesidades, que estén satisfechas para no hacer responsables a los demás porque no las tengo cubiertas; sino vamos a vivir reprochándoles a los demás por qué no estamos bien, cuando la solución la tenemos nosotros; debemos identificar cuál es nuestra necesidad y comunicarla de manera adecuada.

¨ Nos han acostumbrado a escuchar el “NO” como algo personal, como si se lo dijeran a nuestra persona, no a la situación. Es importante tratar de cambiar el NO por a lo que le digo que SI; es decir en lugar de utilizar el NO, dar opciones de lo que SI queremos.

¨ Evita comunicarte si estás muy enojad@. Primero, trata de calmarte, respira profundo y tranquilízate; después busca la manera más adecuada de expresarte, explicando tu sentir y lo que necesitas del otro.


Recomendación de libro:

“Comunicación no violenta, un lenguaje de vida” de Marshall B. Rosenberg


Espero que este pequeño post te sea de utilidad. Me encantaría saber tu opinión y si quisieras que escriba sobre algún tema en particular.


Gracias por ser parte de mi sueño…

68 vistas
IMAGEN CURVAS blanco.png

Un Blog para ti...

Dime donde contactarte

Estemos conectados!

Mail: anadelrioblog@gmail.com