Éxito

¡Hola!


Antes de que empieces a leer este post, te quiero preguntar: ¿qué es el éxito para ti? Por favor hazte esta pregunta y date unos minutos para respondértela.


La sociedad, la publicidad y nuestro entorno nos han hecho pensar que tener “éxito” es tener a la familia perfecta, una casa hermosa en un lugar rodeado de muchos árboles, tener el trabajo ideal donde te paguen mucho dinero, viajar por el mundo, entre otras cosas. Pero ¿tú crees que la gente que tiene mucho dinero es feliz, sólo por el hecho de que tiene dinero? ¿Crees que una casa hermosa te va a dar la felicidad? ¿Trabajar todo el día y poco dormir, con tal de llegar a esa posición soñada en el trabajo para lograr el “éxito” te va a hacer feliz?


La realidad es que cada uno, en nuestra cabeza, tenemos una idea de qué es el éxito para nosotros: qué queremos lograr, a dónde queremos llegar. Está muy bien tener claro hacia dónde vamos y ponernos metas y objetivos, pero primero te recomiendo que seas muy consciente y que analices si esa idea de lo que estás buscando, si esa idea de “éxito” es tuya, porque ése es el primer paso: que estemos seguros que realmente es lo que nosotros queremos, no lo que los demás quieren; que no queremos tener ese “éxito” para demostrarle a los demás que sí pudimos, que sí lo logramos, sino realmente estar seguros que es por nosotros, por nuestra propia satisfacción. El segundo paso importante es aprender a disfrutar el camino. No nos damos cuenta que, aunque es maravilloso ir subiendo escalones, tener metas y sueños, puede ser más maravilloso y más enriquecedor si disfrutamos el camino, si valoramos a las personas que están a nuestro alrededor, apoyándonos, impulsándonos, guiándonos y aconsejándonos; poder compartir con ellos cada uno de nuestros logros, vivirlos y aprender a disfrutar cada paso que damos. Es muy importante ir priorizando, a lo largo del camino, lo que es importante para nosotros, y buscar un equilibrio interior (en el ámbito espiritual, emocional, físico e intelectual) y exterior (cuánto tiempo le dedico a mi trabajo, cuánto tiempo le dedico a mi familia, cuánto tiempo le dedico a mis amigos, cuánto tiempo me dedico a mí). Si no tenemos un equilibrio en nuestra vida, es muy probable que, a la larga, la vida nos “cobre factura”, ya sea con nuestra salud, nuestras familias, nuestras amistades o con los hijos y, al final del camino, por más que alcancemos nuestras metas y lo que para cada uno de nosotros represente el “éxito”, les aseguro que no nos sentiremos plenos; si nos enfocamos al 100 en algo y descuidamos lo demás, al llegar a la meta, la satisfacción no sabrá igual; incluso puede llegar a pasar que ya no nos dé ninguna satisfacción, porque en el camino perdimos algo muy valioso y aquí quiero enfocarme en un punto: la prioridad debes de ser tú. Que tu camino esté enfocado en que tú estés bien, en tu salud, en hacer lo que a ti te gusta, en escuchar tu intuición, en seguir tus corazonadas y en tomar tus propias decisiones. Muchas veces, por la educación que recibimos, para la sociedad suena egoísta que nos pongamos a nosotros primero; siempre nos han inculcado “eres responsable de tus hermanos, de tus hijos, de tu familia, de tus padres, de los demás”, pero no es así; cada uno somos responsables de nuestra propia vida y de nuestras propias decisiones. Claro que tenemos que cuidar de nuestras familias, los hijos y los amigos, pero no como una carga, no poniéndolos antes que nosotros, no abandonándonos a nosotros para enfocarnos en ellos. En la medida en que nosotros nos sintamos plenos, nos demos la atención que requerimos, sepamos nuestras necesidades y busquemos satisfacerlas, podremos dar a los demás, con mejor calidad y cantidad, lo que ellos requieren de nosotros.


Y si buscamos desde el fondo de nuestro ser ¿cuál es esa llama que nos impulsa? ¿Cuál es esa idea que nos hace vibrar? ¿Cuáles son mis talentos que puedo compartir con el mundo? ¿Qué me mueve? ¿Qué me apasiona? Si mezclamos todo esto y nos enfocamos en eso, les aseguro que encontraremos cuál es el concepto de “éxito” para cada uno de nosotros.


Recuerda: disfruta el camino, date tiempo para corregirlo si sientes que necesitas cambiar de rumbo, no te agobies con querer alcanzar tus objetivos lo más rápido posible y no te frustres si no te salen las cosas como las tenías planeadas; todo es un aprendizaje, un proceso y, si aprendemos a cambiar nuestra visión de que lo importante no es a dónde voy a llegar, sino cómo estoy viviendo el proceso, eso nos dará mucha más satisfacción que llegar a la meta.


“EL ÉXITO ES PODER DEJAR UNA HUELLA EN LA VIDA”

MARÍA ELENA


Les comparto lo que es el éxito para mí. Gracias a este camino que emprendí hace un año, empezando a estudiar mi maestría en inteligencia emocional, leyendo muchos libros relacionados con el tema, viendo videos de personas que han inspirado a otros, tomando cursos, talleres y terapia, creo que puedo tener un concepto de lo que quiero conseguir: yo alcanzaré el éxito cuando logre sanar mis heridas, logre controlar mis emociones, aprenda a disfrutar cada día plenamente, pueda controlar mi mente y dejar a un lado los pensamientos negativos, descubra todos mis talentos y los pueda explotar para entregarlos al mundo, y cuando me sienta completa y consiga la paz interior. Mientras tanto, estoy tratando de disfrutar el camino incluso con días en los que, a veces, siento mucha tristeza, dolor, ansiedad e insomnio, pero otros en los que amanezco con mucho entusiasmo, mucha energía de seguir adelante, sintiendo mucho agradecimiento por todo lo que tengo… Así es la vida: una montaña rusa.

Todos venimos a ser felices a este mundo, de eso se trata. Te invito a que busques tu felicidad y así alcanzarás el éxito.


Por último, quisiera compartirles un pensamiento que una amiga me mandó:


La vida cambia en un segundo: lo que hoy crees que es cierto, mañana tal vez no lo sea. Todo depende de un punto de vista. No te aferres a nada. Perdona. Olvida. Empieza de nuevo cada vez que sea necesario. Cambia de camino si no te gusta el que recorres ahora. Y haz lo más importante que puedes hacer: vivir con pasión y entusiasmo el día de hoy.


Gracias por ser parte de mi sueño.

88 vistas
IMAGEN CURVAS blanco.png

Un Blog para ti...

Dime donde contactarte

Estemos conectados!

Mail: anadelrioblog@gmail.com