¡Hola, Quisiera platicarte un poco de quién soy para que me conozcas y sepas quién está detrás de este blog!...

Mis primeros años...

Nací en la Ciudad de México. Desde pequeña, fui una niña muy pensativa, observadora y me encantaba escribir; siempre me ha gustado cuestionarme por qué las personas reaccionan de cierta manera ante las diferentes situaciones y qué pasa por sus mentes. Mi infancia no fue del todo sencilla, ya que me tuve que adaptar a un mundo de hombres, por ser la única hija mujer y la más pequeña junto con mi hermano gemelo. Además, no tuve una buena comunicación con mi madre, lo que me afectó mucho en el tema emocional, pero esa historia se las contaré más adelante.

Empecé a trabajar a los 14 años y logré una beca para poder estudiar la carrera en administración de empresas, lo cual fue muy bueno ya que, en esa época, mis padres no podían apoyarme con el pago de mis estudios, lo que agradezco porque me enseñaron a luchar, a ser independiente y no tenerle miedo a los retos que se nos presentan en la vida.

En la búsqueda de trascender...

Durante toda mi vida, he estado en la búsqueda de algo que me apasionara y de cómo trascender en este mundo. Al convertirme en madre por primera vez, de un hijo maravilloso, sentí una felicidad desbordante (después de un mes de una depresión postparto espantosa) y, después de 3 años, nació mi hija, que terminó por hacerme la madre más feliz del mundo. Sin embargo, siempre he sentido en mi interior que necesitaba hacer algo por los demás, dejar huella y poner un granito en la vida de las personas.

Yo creo que el universo nos manda mensajes y, cuando ponemos atención y les hacemos caso, las cosas van encontrando su camino. Así me pasó a mí. Después de muchos trabajos y de hacer algunas labores sociales, me di cuenta de que no hay mayor felicidad que cuando das algo a los demás sin esperar nada a cambio. Lo que sientes por dentro es algo maravilloso.

Por eso continúe con mi camino buscando qué más podía dar, pero para todo hay momentos y uno tiene prioridades; para mí estaba claro que primero estaban mis hijos, por lo que dejé a un lado estos pensamientos, me enfoqué en ser madre y en seguir trabajando para apoyar con los gastos de la casa.

Escuchando mi interior...

Aproximadamente en el año 2018, regresaron a mí esos pensamientos y esa inquietud; sabía que el tiempo corría y que yo quería hacer algo más. De repente, algo me empezó a retumbar en mi cabeza y era estudiar una maestría; siempre me ha gustado mucho estudiar, me fascina leer y aprender cosas nuevas.

Pronto, llegó a mis manos la información de una Maestría en Inteligencia Emocional. ¡Wow! No lo podía creer… era un tema en el que me sentía en pañales, ya que algo que nunca tuve fue conciencia de mis emociones (fui educada en un hogar con mucho amor, pero muy estricto y cerrado, donde nunca se habló de las emociones), pero cuando las cosas son para ti, se dan y así fue que, en el 2019, empecé a estudiar esta maestría y no pude haber tomado una mejor decisión; me ha abierto a un mundo completamente nuevo y me ha ayudado muchísimo de manera personal en mi vida diaria, a entender y sanar muchas cosas de mi infancia, a aprender a ser más consciente de lo que siento hoy y, sobre todo, a entender que todas las personas de mi alrededor tienen una historia, que traen “cargas emocionales” y por eso reaccionan de una u otra manera, lo que también me ha ayudado mucho en mis relaciones familiares y con mis amistades (al fin me empecé a contestar esas preguntas que desde pequeña me hacía). A partir de entonces, no he dejado de estudiar, aprender, leer libros, ver conferencias, videos… es impresionante cómo fluye todo cuando le encuentras pasión a las cosas.

En conclusión, esta maestría me ha ayudado a encontrar ese “más” que he estado buscando y aquí está este nuevo proyecto de tener mi propio blog para poder compartir con las personas lo que he aprendido, lo que la vida me ha enseñado y para ayudar a otros, a través de artículos y consejos, a encontrar su camino, a salir de situaciones difíciles, pudiendo así dejar huella en los demás. Sé que éste es apenas el comienzo y me encantaría que este camino que acabo de emprender, lo caminaras conmigo.

Me gustaría mucho poder conocer tus opiniones, poder compartirnos experiencias y puntos de vista, porque creo que la retroalimentación es lo que nos puede hacer crecer a ambas partes, es lo más enriquecedor. Te invito a que éste sea un espacio para todos nosotros; mi intención es que aquí puedas encontrar esa palabra de aliento que necesitas, esa frase que te haga replantearte las cosas, que sepas que no estás sol@ y, sobre todo, donde te sientas con la confianza de expresarte, comunicarte, compartir lo que piensas, sientes y te gustaría leer.

Gracias por ser parte de mi sueño

Estemos en contacto...

 
IMAGEN CURVAS blanco.png

Un Blog para ti...

Dime donde contactarte

Estemos conectados!

Mail: anadelrioblog@gmail.com